Carlos Tévez es oficialmente el cuarto refuerzo de este gran mercado de pases. Ya puso en marcha su tercer ciclo en Boca Juniors.

Cerca del mediodía se dio a conocer la noticia desde España, más precisamente en Madrid. Allí estaban reunidos el abogado de Tévez y los dirigentes del Shanghai Shenhua, que se había firmado la rescisión del contrato. Con el club chino y el “Apache” ya era jugador libre.

El jugador del Pueblo, como se lo apodó a Carlos, había dejado el club el 18 de diciembre de 2016 frenté a Colón en La Bombonera. Una tarde-noche lluviosa que Boca goleó 4-1 al conjunto santafesino. Poco importaba el resultado. Tévez dejaba los colores azul y oro y se iba para China.

Desde ese tiempo a esta parte se especuló mucho con un regreso que nunca llegaba. Lo buscaron de Brasil y de Turquía. Él sabía que solo iba a volver a Boca y así lo hizo.

Los hinchas están divididos en está cuestión de la forma en la que se fue y a donde se fue. No hay dudas de que el pueblo Xeneize está contento con la vuelta de Tévez.

El ídolo de 33 años ya se encuentra en Cardales haciendo los trabajos de pretemporada con sus compañeros bajo la orden de los mellizos y el profe Valdecantos.

“Estoy muy contento de estar acá. Estoy con ganas de sumar y entrenar. De Boca nunca me fui”, expresó Carlitos desde su auto al llegar.

Horas más tarde firmará su contrato que lo vincula con el club de la Ribera por dos años, hasta diciembre de 2019, y el lunes será presentado junto a Emmanuel Más.

Tévez podrá debutar el 27 de enero, en La Bombonera, frente a Colón. Aquel mismo rival que lo vio irse.

 

Guillermo Barros Schelotto no puede quejarse de la jerarquía que tiene en sus jugadores, ahora está en sus manos el armado del equipo para afrontar todas las competencias que tiene el Xeneize este año.