Wilmar Barrios

A todo crack le llega su hora de irse, no importa cuánto apego le tenga el club. El más reciente caso de esto en Boca Juniors ocurrió con el colombiano Wilmar Barrios. Un jugador que amó cada segundo que estuvo portando al casaca azul y oro y lo dejó bien claro en la cancha.

Ahora que deja atrás al club de la ribera para irse al Zenit, ha aprovechado para dar algunas interesantes declaraciones sobre su paso por el equipo Argentino. Además, ha expresado respecto a su salida que “Podría haber dado algo más, hice la pretemporada pensado en si llegaba algo y el club lo veía conveniente, se hacía, se analizaba o sino estaba preparado para estos seis meses o más”.

Leé también Estudiantes de Río Cuarto es el rival de boca

Sin embargo, pese a ser un referente importante durante su estadía en el xeneize, dejó en claro que no todo fue color para él. Alegó que “Siempre he mantenido una línea desde que llegue a Boca, respetando a cada una de las personas, que por ahí me han puesto, me han cuestionado. Se han dicho muchas cosas de mí, di la ventaja, el pie para que aquellas personas que por ahí esperaban que tuviera un paso en falso, aprovechar para cuestionarme”.

No obstante, tampoco se mostró desalentado ni rencoroso respecto a las discrepancias que percibió en el club. “Sé que durante este tiempo las cosas las hice la mejor manera en Boca”, añadió.

Como está dando el paso al fútbol europeo, aprovechó también para hablar sobre su carrera y mentalidad a futuro. “Creo que es un paso importante en mi carrera, las ganas de seguir creciendo en lo personal y futbolístico. El dar el paso a Europa va a ser muy importante para mi crecimiento y lo importante afrontar este desafío de la mejor manera”.

Aun con las bajas como la recordada expulsión de Barrios en la Copa Libertadores, es innegable que fueron más los momentos de gloria que los de desilusión. Por ahora a la hinchada y al equipo sólo le queda despedirse de buena fe del colombiano y desearle lo mejor en lo que le depare su carrera.