Por desperfectos con el motor del avión que los iba a trasladar a Mendoza, el plantel se demoró más de tres horas para poder partir hacia su destino.

Ya se comenzó a jugar. Es el partido más importante del semestre. Con todo lo que eso significa, el plantel de Boca tenía programado partir hacia tierras mendocinas a las 15 horas de la tarde. Pero el desperfecto en el avión provocó que se demore tres horas la llegada del equipo.

Los jugadores permanecieron 60 minutos en el primer chárter, hasta que les comunicaron que ese inconveniente no tenía solución. Finalmente, Boca aterrizó cerca de las 19 horas. Pese al malestar por el atraso, miles de hinchas los recibieron cantando y alentando.

La gente ya jugó su papel. Esperaron un largo tiempo y le demostraron todo su afecto a los jugadores. Luego de la importantísima victoria ante Tigre, por la forma en que se dio, ya están enfocados en el partido de mañana. Una final y ante el rival de toda la vida, ¿cómo no va a ser lo más importante del semestre?

¡Mañana tienen que dejar el alma, vamos Boca!