carlos tevez

En el universo del fútbol hay tanto momentos buenos como malos. Desafortunadamente, el domingo pasado en el partido contra Newell’s, tocó enfrentarse con uno de los malos. Específicamente, fue un momento duro para el capitán de Boca Juniors: Carlos Tévez.

Y es que el capitán boquense no logró destacar entre sus compañeros a lo largo del partido. De hecho, fue sustitudo por Mauro Zárate con el objetivo de darle un giro de tuerca al marcador.

Tras el partido, Tévez no se mostró conforme con los resultados, pero tampoco decepcionado, pese a que el partido terminó en un empate, que dejó un mal sabor de boca al inicio de la temporada.

“A medida de pasen los partidos, nos íremos sintiendo mejor. Me sentí bien, pero cuando no se da el resultado uno se va con bronca”, aseguró además el argentino. Sin embargo, aun con su optimismo no negó que “nadie se va conforme pero seguimos trabajando”.

Es evidente que el equipo comandado por Alfaro todavía tiene pendiente mucho por evolucionar. Las fallas en defensa son claras y, del mismo modo, se perdieron chances importantes para granjearse la victoria. No obstante, el xeneize está muy consciente de esto y tanto la mentalidad de los jugadores como el manejo del mercado de pases, están encaminados a remontarse ante estos momentos tan duros.