El partido de ayer frente a San Lorenzo estalló muchas polémicas y puntos altos. En el partido de ayer entre Boca y San Lorenzo, Silvio Trucco no se encargó de impartir justicia. Si bien el resultado no se quedó en Bajo Flores ni partió para La Boca, la gente de San Lorenzo esta indignada con el arbitraje. El arbitro tuvo varios errores que favorecieron a ambas parcialidad que podrían haber cambiado el rumbo del partido. Cabe aclarar que expulsó correctamente a Facundo Quignon, por doble amarilla en el primer tiempo. Un tiro libre en la puerta del área de San Lorenzo en la última jugada del partido no fue cobrado. También, una falta inexistente sobre Emmanuel Más, donde un hombre del Ciclón partía contra el arco. También reclaman un gol en offside, pero Tévez estaba medio pie adelantado, algo imperceptible para el lineman

No todo es buenas noticias para Boca. Pablo Pérez, quien había vuelto de una lesión, sintió molestias y tuvo que ser reemplazado. El cambio fue rondando los 12 minutos del primer tiempo. Justo antes de que Tévez empatara el partido. Al recibir un pase se frena y comienza a mirar el banco. Posteriormente, sale reemplazado por Walter Bou. Pablo, capitán de Boca sale con lagrimas con los ojos y una bronca tremenda.

Recordemos que en el partido frente a Aldosivi del pasado torneo de verano había sufrido una lesión. Salio reemplazado por una distensión de soleo que lo dejo sin superclásico. El cuerpo técnico esperaba que para el partido ya llegara bien, y fue como sucedió. El martes de la semana pasada se entreno diferenciado pero luego se sumó  a la par del grupo. Debido a la contractura, se perderá el próximo partido frente a Temperley en La Bombonera. Se espera que para dentro de 2 semanas ya este para jugar nuevamente. Mientras tanto, Guillermo busca su equipo.

Muy buen partido del Apache