Hace unas horas circuló el rumor de que un equipo importante de Italia tendría los ojos puestos en el colombiano Wilmar Barrios. Esto fue fuente de muchas especulaciones, debido a lo complicado de la situación del jugador en el equipo, tal y como ya se había comentado.

Dichos rumores por fin se materializaron: Roma está detrás del colombiano. La oferta presentada es formal, y se encuentra actualmente a la espera de la respuesta de la directiva xeneize. Es difícil anticipar una respuesta de ésta ya que se sabe que no está dispuesta a dejar ir al jugador sin la cancelación de la cláusula de cesión.

Sin embargo, el dilema de Jorman Campuzano sigue sobre la mesa. Ahora que se ha caído la salida de Nández, Campuzano pasa a ser un extranjero sobrante en la plantilla boquense, debido al límite estipulado por el campeonato nacional de 6 jugadores foráneos.

Dado que la oferta presentada por Roma es de un préstamo a seis meses con opción de compra por 24 millones de dólares (misma suma que su cláusula de recesión), a nivel monetario el club de La Ribera podría mostrarse abierto a aceptar el traspaso. Además, la urgencia de salida de un jugador para incorporar a Campuzano apremia, por tanto, puede ser un importante incentivo para aceptar las negociaciones con el club italiano.

Cabe destacar que Wilmar Barrios lleva tiempo aspirando la oportunidad de dar el salto a Europa. Si se toma en cuenta que la reputación de Roma es bastante trascendental, no queda duda de que, por parte del jugador, es casi seguro un sí a la oferta.

Queda pendiente un pronunciamiento oficial por parte de la directiva xeneize. Pero, hasta los momentos, la salida del “cafetero” luce como el escenario más idóneo para poner fin a la disyuntiva sobre el límite de extranjeros sin tener que sacrificar a Campuzano o ceñirse a tratos poco beneficiosos para el club.