A continuación, te dejamos un breve resumen por la primer semana de pretemporada del equipo de Guillermo Barros Schelotto.

El resumen comienza asi: Arrancó un año cargado de objetivos para Boca Juniors y, para lograr todos ellos, se necesita una buena pretemporada y un plantel largo y de jerarquía. Entre los mellizos y el presidente Angelici están diagramando el Boca versión 2018.

El Xeneize debe afrontar cuatro competencias este año y en el hotel Sofitel de Cardales se pone a punto para llegar a lo más alto. El 27 de enero debuta en la Superliga que lo tiene puntero frente a Colón de Santa Fe en La Bombonera y busca estirar la diferencia con sus perseguidores. El primero de marzo debuta en la Copa Libertadores visitando a Alianza Lima de Perú. El sueño de todo Bostero es levantar la 7ma en diciembre. El 14 de ese mismo mes sin dudas tiene una prueba fundamental frente a River en la final de la Supercopa Argentina, será la segunda final disputada en la historia del Superclásico. De la Copa Argentina aún no se conoce el debut pero es un torneo importante de ganar.

Los mellizos no quisieron perder tiempo para trabajar y el 1° de enero ya estaba pautada la cita en el complejo Pedro Pompilio para los jugadores. Empezando temprano con exámenes médicos y ortopédicos, Boca le daba comienzo a una nueva pretemporada. Luego de los estudios, saltaron al campo de juego a realizar ejercicios livianos. La gran ausencia, fue la de Cristian Pavón que se encontraba viajando a Italia a tramitar la ciudadanía de aquel país.

El martes 2, los jugadores, cuerpo técnico y parte de la dirigencia, emprendían el viaje hacía Cardales, donde realizarían la parte fuerte de los ejercicios de cara a la competencia. Guillermo armó una lista de 33 jugadores citados, entre ellos los lesionados Fernando Gago, Darío Benedetto y Leonardo Jara. Dos juveniles realizarán por primera vez la pretemporada con el plantel de primera: Agustín Almendra y Gonzalo Lamardo.

El miércoles el Xeneize cerraba el primer refuerzo del año. En las primeras horas del día, se hacía presente en La Bombonera Emmanuel Más para realizarse la revisión médica. Luego, el lateral izquierdo partió a Cardales para firmar el contrato que lo une hasta 2020 con Boca. La transferencia con el Trabzonspor de Turquía se cerró en U$S 2.3 millones por el 100% del pase del sanjuanino.
Por otra parte, se conoció que el árbitro del primer Super del año, 21 de enero desde las 22.10hs en Mar del Plata, será Facundo Tello.

El día 4 de enero fue el día más movido de la semana. En horas del mediodía, el presidente Daniel Angelici, presentó en conferencia de prensa a los refuerzos Ramón Ábila y Julio Buffarini. No se presentó a Emmanuel Más por la diferencia horaria con Turquía a la espera de la devolución del contrato. El ex San Lorenzo se entrenó en el segundo turno junto a sus nuevos compañeros.

Entre las declaraciones de los protagonistas, se destacan:

Angelici: “El objetivo es seguir primero en la Superliga y poder darle otro campeonato al hincha. Nuestro gran objetivo es la Copa Libertadores y el 14 de marzo tenemos una final importante con River”.
“Con Guillermo tenemos una amistad de dos años, podría haber firmado un contrato por 2 años y medio, que es lo que me queda de mandato pero decidimos hacerlo hasta el final de la copa. Si a él le va bien, nos va bien a todos”

Buffarini: “Es una alegría muy grande llegar a Boca por todo lo que significa. Siempre tuve claro que quería venir acá”.
“Andar bien en Boca me va a dar una posibilidad de estar nuevamente en la Selección. Hoy me enfoco en eso”.

Ábila: “Era mi sueño estar acá, estoy muy contento. Era un objetivo que tenía de hace un año y medio, ahora mi objetivo es jugar y estar las 24hs disponible para Boca”
“A Tévez lo vi bien. Es un amigo y lo que hablamos lo va a decir él, no yo. Es mi ídolo y ojalá se de todo y pueda venir”.

Nuestro resumen llega a la parte más esperada. Llegó el día Tévez. El viernes la noticia que circulaba en todos los medios era el regreso de Carlitos al club de sus amores. Cerca del mediodía, en España estaban reunidos su abogado y los dirigentes del Shanghai Shenhua para rescindir el contrato del Apache y así quedar en condición de jugador libre. Por la tarde se sumó al Sofitel, se calzó la indumentaria Xeneize y ya estaba entrenando bajo el mando de los mellizos.

Desde su auto, Tévez le declaró a los medios presentes que estaba con muchas ganas de entrenar y sumar. “Nunca me fui”, manifestando en resumen. El ídolo de Boca, respetará a Cardona y usará la camiseta número 32. En tanto a la cinta de capitán, seguirá en el brazo izquierdo de Pablo Pérez.

La semana seguirá con ejercicios físicos y futbolísticos a la espera del cierre del pase de Gustavo Gómez y, porque no, soñar con la vuelta de Nico Gaitán.