Alfaro tuvo tres bajas por lesión en una semana, en la ida contra Liga de Quito, Mauro Zárate y en la vuelta, Ramón Ábila y Eduardo Salvio. Otro lesionado en la revancha contra la U fue Nicolás Capaldo.

Lée también ¿Jan Hurtado, el primer venezolano en jugar un Superclásico?

En el minuto 76, el juvenil recibió un golpe, se quejó e hizo gestos de dolor. Luego continuó unos 4 minutos más, pero Lechuga lo sacó del juego y le dió cancha a Danielle De Rossi. La lesión de Capaldo no hizo ruido como la de sus compañeros, el Toto Salvio y Wanchope Ábila.

Tal vez no resultó de gravedad, y la molestia del pibe de 20 años pasó desapercibida. A pesar de la preocupación del DT, no hubo parte médica. Con Capaldo lesionado, se sumarían 4 en siete días, demasiado para el plantel.

La buena noticia es que el juvenil del Club de la Ribera entrenó con normalidad el viernes junto a sus compañeros. Se le vió ejercitar sin novedad en casa amarilla, y no presentó ningún problema al realizar los ejercicios regenerativos.

Capaldo trabajó en equipo con Marcelo Weigandt, Iván Marcone, Carlos Tevez, Lisandro López, Emmanuel Más, Alexis Mac Allister y Carlos Izquierdoz.

Lée también Boca clasificó a las semifinales pero le costó la pérdida de dos piezas claves

Para Alfaro, el panorama se vuelve alentador, ya que tiene en mente a Nicolás Capaldo entre las opciones del equipo titular que disputará el Superclásico de este domingo 1ero de septiembre.