La caída ante Atlético Paranaense en la Copa Libertadores fue muy dura para Boca Juniors. Sin embargo, el conjunto xeneize logró superarla luego de imponerse ante Jorge Wilstermann con una contundente diferencia de 4 a 0 en La Bombonera. Gracias a tal hazaña, el equipo de Alfaro dio un paso importante para alcanzar uno de sus objetivos más importantes a mediano plazo: clasificar a los octavos de final de la Copa Libertadores.

Por el favorable resultado, algunos jugadores aprovecharon para analizar la victoria tras finalizar el encuentro. En el caso de Emmanuel Mas, alegó que “Teníamos ansiedad y ganas de demostrarle a la gente que lo de Brasil fue solamente mala fortuna. Entramos con ganas de atacar y llevarnos por delante al rival. Es importante escuchar como nos alientan y como cantan”.

Respecto a los sucesos dentro del campo, el defensor manifestó que “En el segundo tiempo fuimos más pacientes, esa fue la diferencia. En la semana trabajamos la presión, que la saltearon bien en el primer tiempo y en el complemento, no. Fue clave la calidad de jugadores que tenemos y la inteligencia. Las pulsaciones bajan después del primer gol. Ahí somos más inteligentes y tenemos más control de la pelota. Estábamos muy ansiosos, y en el primer tiempo nos jugó para mal”.

Por su parte, Gustavo Alfaro, entrenador del equipo, expresó su opinión no muy distinta a la de Mas en la conferencia. “Nos complicó esa combinación de ansiedad y el clima, empezó a llover fuerte y la cancha se puso muy rápida. El apresuramiento te lleva a la impresición. Por momentos equivocamos los caminos. Nos tocó también la adversidad de tener un penal y no poder convertirlo. Incluso después del primer gol no logramos serenarnos: les dimos dos tiros libres cerca del área con los que nos podrían haber empatado”.

En el entretiempo hablé con los jugadores y les pedí que se serenaran. En el segundo tiempo el equipo entró con más aplomo, comenzó a manejar la pelota, a generar situaciones. Hay que saber que en los partidos hay noventa minutos para resolverlos. Dimos un paso hacia adelante en la clasificación, pero todavía falta mucho“, concluyó el entrenador xeneize.