El dilema del cupo de extranjeros de Boca Juniors  por fin toca a su fin, pero de una forma un tanto peculiar. Resulta que, para evitar la salida de Nahitan Nández sin perjudicar a Jorman Campuzano, Boca ha decidido invertir en la compra completa de Lucas Olaza, la cual pertenecía en gran parte a Talleres de Córdoba,  para posteriormente venderlo y así asegurarle un puesto a ambos jugadores en el xeneize.

Aunado a la salida del colombiano Wilmar Barrios, las cosas luces mucho más claras para la plantilla extranjera. De manera que Boca podría abrirse a la posibilidad de incorporar más jugadores foráneos a futuro.

Con respecto a los detalles del traspaso, no se trata de una venta completa, sino de un préstamo por seis meses con opción a compra. Esto significa que, si la directiva boquense lo ve pertinente, Olaza podría regresar al xeneize para la temporada siguiente.

Cabe mencionar que esta no será la primera vez que Olaza jugará en Celta. En el pasado perteneció al Celta B 15-16, , donde disputó 24 partidos de Segunda División, dentro de los cuales hubo 13 en que fue titular.

Celta todavía no ha anunciado su fichaje, pero se espera que se haga en las próximas horas. El uruguayo ya retiró sus pertenencias del campo de entrenamiento boquense y el día de hoy debería viajar a Vigo para hacerse los respectivos chequeos médicos. Por tanto, se espera que el equipo lo presente oficialmente a lo largo de la semana.

¿Volverá Olaza a Boca? Esa es la interrogante que queda en el aire. Todo dependerá de lo que decida la directiva según el desempeño de la plantilla actual  a lo largo temporada, así de qué tanto se destaque el uruguayo en su regreso a su antiguo equipo.