Los alimentos correctos para soportar el calor y no engordar.
silviarita / Pixabay

Muchas ensaladas, pasta fría, carnes y pescados magros, yogures, batidos, ensaladas de frutas y, sobre todo, muchas frutas y verduras de temporada: así es como se combate el gran calor con la comida.

COMIDA ANTI-CALIENTE PARA EL VERANO.

La primera defensa contra el gran calor y el calor opresivo, debemos construirlo en la mesa. Elegir alimentos ligeros y nutritivos, no desperdiciar la salud con platos no aptos para altas temperaturas, recordándonos que necesitamos, en estos momentos, pocas proteínas y mucha agua.

ALIMENTOS ANTIHUMEDAD

Muchas ensaladas, pastas frías, carnes y pescados magros, puré de legumbres, yogures, batidos, ensaladas de frutas y sobre todo muchas frutas y verduras de temporada ricas no sólo en agua sino también en carotenoides, sustancias importantes para la protección de la piel de los daños que se pueden producir por la exposición al sol: estos son los alimentos que le permitirán luchar contra el calor estival y, al mismo tiempo, mantenerse en línea.

BEBIDAS PARA COMBATIR EL CALOR DEL VERANO.
Beba también al menos 2 litros de agua al día y evite el consumo de bebidas carbonatadas y azucaradas. Evite almorzar a menudo con helado porque le falta en cuanto a la cantidad de vitaminas y carbohidratos: es mejor optar por una comida ligera para concluir con una pequeña porción de helado.

ALIMENTOS PARA COMBATIR EL CALOR.
Veamos entonces cuáles son los alimentos anti-calentamiento que durante la temporada de verano no deberían faltar en su mesa:

El calabacín. Es una hortaliza de muy bajo valor calórico, de la que el 95% es agua. Excelente fuente de minerales (potasio, hierro, calcio y fósforo) y vitamina A, vitamina C y carotenoides, es capaz de promover el bronceado. Aquí encontrará todas nuestras instrucciones para cultivar calabacines en macetas en el balcón.

El pepino. Contiene 96 por ciento de agua, vitamina C, aminoácidos y minerales importantes como potasio, calcio, fósforo y sodio. Suaviza la piel haciéndola más bella y elástica, es un buen diurético, refresca y tiene una acción desintoxicante. Un remedio natural también útil para combatir las manchas de las ojeras.

Menta. Perfecta en forma de té de hierbas en caso de trastornos digestivos, la menta es también una planta útil en caso de dolores de cabeza y resfriados, gastritis y calambres estomacales. Úsalo para realzar tus platos únicos de verano.

El melón. Hidratante y refrescante, el melón está compuesto por 90 por ciento de agua y una excelente fuente de vitamina A y C, fósforo y calcio. El alto porcentaje de potasio en su pulpa también tiene efectos beneficiosos sobre la circulación y la presión arterial. También se puede utilizar para la preparación de platos creativos con los que convencer a los niños de que coman fruta.

Pesca. Compuesto de 87 por ciento de agua, el melocotón contiene potasio y hierro y es rico en vitamina C. Ligeramente laxante y diurético, tiene propiedades refrescantes y desintoxicantes. Gracias a la presencia de calcio y potasio, también es mineralizante, tonificante y restaurador, excelente para fortalecer los dientes y los huesos, además de proteger la piel y los ojos gracias a la presencia de betacaroteno. Utilícelo para preparar un delicioso helado centrifugado o muchos sabrosos y saludables carámbanos de bricolaje.
La sandía. La sandía es la fruta de verano por excelencia.

Su pulpa roja es rica en carotenoides, sustancias antioxidantes esenciales para combatir los radicales libres. Consiste en más del 90 por ciento de agua pero también contiene una amplia variedad de vitaminas A, C, B y B6, y sales minerales como el potasio y el magnesio, excelentes aliados para combatir la sensación de agotamiento que nos asalta en verano. Esta característica, junto con el alto contenido de agua, hace de la sandía un alimento calmante, desintoxicante y diurético, por lo que está indicada en casos de retención de agua, hipertensión, celulitis e hinchazón en las piernas. Aquí están todos los consejos para elegir uno bueno.

El pollo. La estrella de la carne ligera. Tiene un buen contenido proteico al que asocia una cierta cantidad de sodio, potasio, fósforo, magnesio, hierro, selenio y vitaminas B1, B2 y PP. Es muy digerible.

La suela. La suela es magra, muy digerible, rica en proteínas. Tiene un sabor muy delicado y también está indicado para la alimentación de niños. He aquí cómo utilizarlo para la preparación de muchas albóndigas deliciosas.