El entrenador de Boca Juniors, Miguel Russo, tiene tres apellidos para tres puestos a cubrir, dos en la defensa y otro adelante, en el el equipo que piensa para apuntarle a la Copa Libertadores 2020.

El chileno Mauricio Isla, marcador de punta derecha; William Tesillo, zaguero izquierdo colombiano; y el delantero Jonathan Calleri son las prioridades en la carpeta del DT boquense.

Leé también El futbolista colombiano Villa mostró en Instagram un estudio en coronavirus con resultado negativo

Isla, de gran experiencia a sus 32 años y con el pase en su poder, significaría un toque de calidad en el lateral derecho. Más allá del buen momento de Julio Buffarini, el técnico tiene pensado llamarlo antes del fin de semana para acelerar una decisión favorable.

Con respecto a Tesillo, experimentado zaguero colombiano, hay un tira y afloje con la dirigencia del Grupo Pachuca (el club León pertenece a ese grupo) por la cláusula del defensor, que es de 6 millones de dólares.

Leé también Paris Saint Germain, con Leandro Paredes, definirán mañana la Copa de Francia

En ese sector, ante la salida de Junior Alonso -a Russo todavía le duele que se haya ido al Atlético Mineiro- solo tiene como defensor zurdo al juvenil Gastón Avila, de gran futuro.

Lo de Jonathan Calleri tampoco es fácil: el centro atacante de 26 años pertenece al grupo inversor Stellar Group, el mismo que tenia el pase de Alexis Mac Allister, y a ellos les interesa transferirlo a un club europeo, pero las negociaciones están abiertas.

Leé también “Tengo que pensar mi futuro y no es un tema de plata”, dijo el defensor chileno Isla

A la hora de cerrar la carpeta de los refuerzos, Russo también tendrá que evaluar a quienes regresaron de diferentes préstamos, como el arquero Agustín Rossi; los delanteros Walter Bou y Mateo Retegui; y el volante ofensivo Gonzalo Maroni.

Tras esa etapa selectiva, quedará listo el plantel “xeneize” para cuando se reanude el fútbol tras la pandemia de coronavirus.

Objetivos y prioridades

Russo observa con preocupación el prolongado parate del fútbol en la Argentina ante los poco más de 50 días que faltan para que se reanude la Copa Libertadores, y el 17 de septiembre el “xeneize” visite a Libertad en Paraguay por el el Grupo H.

Lejana en el recuerdo, a pesar de que apenas pasaron cuatro meses, aquella noche del 7 de marzo que su equipo se consagró campeón de la Superliga, Russo sabe que el conjunto paraguayo, dirigido por Ramón Díaz, ya tiene rodaje y el martes volvió a competir, cuando perdió 2-1 contra Cerro Porteño por la liga local.

El DT boquense, dicen desde su círculo íntimo, sabe que por el aislamiento y la cuarentena derivada de la pandemia de Covid-19 todo es día a día.

Russo piensa en cómo mover las piezas para armar un Boca que se parezca mucho en nombres al que salió campeón este año, pero que a la vez tenga los refuerzos necesarios para poder lograr el gran objetivo, que es ganar la Copa Libertadores.(TELAM)

Para mantenerte informado con todas las noticias de Boca Juniors podés seguirnos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook) o mantenerte informado en nuestro Canal de Telegram.