El 9 titular de Boca Juniors sigue dando de qué hablar. Luego de la mala noticia sobre su lesión en la pierna derecha, un acontecimiento negativo se suma a la vida personal del futbolista.

Lée también Nicolás Burdisso: “Yo tengo que tener una mirada objetiva en el VAR”

Hace unas horas, los medios locales hicieron pública la mala nueva de que el delantero de 29 años recibió amenazas de muerte. Las intimidaciones las recibió vía telefónica el día domingo. La primera llamada fue directa sus padres, a quienes les amenazaron con secuestrarlos. La segunda, fue para el jugador.

Al principio, Wanchope Ábila no creyó las advertencias de los antisociales. No obstante, la mención del barrio dónde viven sus padres, encendió la alarma del 9. Entre los avisos violentos, le manifestaron al cordobés: “Sabemos dónde vives, donde viven tu familia, tu esposa y tu hijo”, contó Wanchope. El futbolista se trasladó de inmediato a su ciudad natal para tranquilizar a su familia y gestionarles seguridad policial a su domicilio.

El mismo domingo cuando ocurrieron las intimidaciones, Ramón Ábila colocó la denuncia ante las instituciones policiales competentes. Por los sucesos de peligro a los que se ha expuesto el jugador y su familia, la dirigencia Xeneize hizo lo propio para apoyar a Wancho.

Boca le procuró custodia privada al 9, y a su familia en su Córdoba natal. Por lo pronto, Wanchope ya está de vuelta a Buenos Aires y sigue sumándose a los entrenamientos. Desde este martes, el grupo se prepara en Casa Amarilla con doble turno a cara de lo que viene.

Lée también La revancha en la Bombonera entre Boca Juniors y River Plate podría postergarse ¿quién lo dijo?

Para mantenerte informado con todas las noticias de Boca Juniors podés seguirnos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook) o mantenerte informado en nuestro Canal de Telegram.