Franco Soldano se convirtió en el quinto y último refuerzo de Boca. Con su incorporación, el Xeneize cerró el mercado de pases.

Lée también Los detalles de la victoria de Boca ante Aldosivi en la Bombonera

Soldano quería ingresar al club desde muy joven. Realizó varias prácticas en casa Amarilla, pero sufrió una lesión que impidió su entrada al Club de la Ribera.

En diálogo con ESPN, el Ex Unión confesó una historia muy curiosa y qué el mismo afirma que pocas personas conocen:

“No recuerdo bien la edad, vine a Casa Amarilla y estuve más o menos 10 días en la pensión. La primera práctica fue buena, habíamos hecho fútbol y creo que había convertido un gol. En el segundo entrenamiento recibí una patada muy fuerte, tuve una fractura en un hueso del pie que me marginó”.

Seguí entrenando porque lo tomé como una oportunidad única que no podía dejar pasar pero mi cuerpo no estaba rindiendo al máximo, mis rendimientos mermaron y no tuve la posibilidad de quedarme.

Y ahí volví a Sunchales y seguí mi carrera. Hubo desilusión y al mismo tiempo aprendizaje. Hoy tengo la suerte de estar acá y quizás, en su momento, si me iba bien y me quedaba, el camino hubiese sido otro”.

Lée también Julio Buffarini celebró su cumpleaños 31 ante Aldosivi en la Bombonera

Franco Soldano llegó desde el Olympiacos de Grecia para ingresar a Boca Juniors. Con tan solo una semana de entrenamiento, cumplió su sueño al hacer su primer debut oficial. En la Bombonera, compartió la cancha con Danielle De Rossi el pasado domingo 18 de agosto en el duelo contra Aldosivi por la tercera fecha de la Superliga Argentina.