Hugo Gatti, fue uno de los argentinos que salió positivo en el COVID-19. Su estado de salud causó alamas en el mundo del fútbol por ser un paciente de alto riesgo. Ya superada la enfermedad, El loco relató lo detalles de los duros momentos que pasó mientras estuvo internado.

Lée también Felipe Melo: “Nunca me llamó Riquelme”

“Me han matado acá, en Argentina, en todos lados… Pero yerba mala nunca muere”, comenzó diciendo el ex arquero, y luego añadió: “Fui a revisarme porque me pidió mi hijo, yo no sentía nada. Nunca tuve un dolor. Me di cuenta cuando me lo dijeron”.

“En el hospital, todos los días preguntaba ‘cuando me voy’ y me decían ‘mañana’ todos los días. Ahí el doctor me dijo que estuve por morir, no lo podía creer. Después me llamó el jefe, Florentino Pérez (presidente del Real Madrid), ahí lo creí que estaba por morir. Yo nunca sentí nada”, contó el ex arquero que hizo su retiro en Boca en la temporada 1988/89.

En dialogo con El Chiringuito, relató lo que hacía mientras estuvo internado: “En el hospital tiraba las pastillas que me daban y las enfermeras se daban cuenta. ¡Tenía una cara de loco! Sentía que me moría ahí, no podía ni caminar”. De una manera muy divertida contó que “lo único que hacía era comer mandarina, creo que eso me curó ja”.

Para cerrar, El Loco Gatti aprovechó la charla en el Programa donde es panelista para aclarar una situación con el ídolo Diego Armando Maradona. “Lo de Diego es lo más revelante porque es él y por el distanciamiento que inventaron los medios, yo nunca tuve problemas con él. Claudia también me mandó”.

Lée también Luiz Felipe Scolari, el DT brasileño que estuvo a punto de dirigir a Boca

Para mantenerte informado con todas las noticias de Boca Juniors podés seguirnos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook) o mantenerte informado en nuestro Canal de Telegram.