El futbolista argentino, Franco Soldano, confesó a los medios su pasión por el Xeneize desde muy pequeño. Siempre sintió simpatía por el club y se consideraba hincha de Boca. En la entrevista con Sportia, por TyC Sports, El ex Unión contó:

De chiquito era hincha de Boca, soñaba con esto. Después, cuando entra en la profesión, en el profesionalismo se va perdiendo esa pasión porque uno va tomando cariño con los clubes a los que pertenece”.

Lée también Los detalles de la victoria de Boca ante Aldosivi en la Bombonera

“Pero estar acá es una oportunidad única, trataré de aprovecharla al máximo, dar lo mejor y Dios quiera que podamos darle muchas alegrías a la gente. No tenía planeado volver, porque me estaba empezando a sentir cómodo pero no podía dejar la oportunidad de jugar acá”.

También habló de su ídolo Xeneize:

“Palermo era una referencia para mí. Cuando yo tenía cinco o seis años, que es cuando uno empieza a entender y a tomar dimensión de lo que es el deporte, era por el 99, 2000 y 2001. Ahí queda poco margen para poner en discusión, era la época dorada del club”.

“Después han pasado grandes delanteros. Darío es un jugador que le ha dado muchísimo a la institución, de una jerarquía muy importante. Son muchas cosas que uno trata de ir aprendiendo para que, si se daba la posibilidad de estar acá, las pueda aprovechar y hoy trato de llevar esas cosas adentro de la cancha. De afuera, miro mucho a Suárez”.

Lée también De Rossi y un ofrecimiento para sumarse a la Selección de Italia

En Boca, Heredó el dorsal 9, pero explicó porque usaba el 27: “Es el que use en Unión y en Grecia, y tiene un lado afectivo y especial, por mi mamá. Uno trata de tenerla siempre presente y yo tengo plena confianza de que está. Es una forma de que esté conmigo”.