extranjeros en boca Frank Fabra, Lucas Olaza y Sebastián Villa

El límite de extranjeros es un dolor de cabeza para Boca Juniors desde hace años. En junio del 2018 la lesión de Frank Fabra llevó a la dirigencia a hacer malabares para poder liberar un cupo, del que Boca estaba justo. Hoy busca desprenderse de Fabra, Lucas Olaza o Sebastián Villa.

Hoy el problema es mayor, el Xeneize tiene en su plantilla siete extranjeros, cuando el límite es seis en la plantilla y cinco en un partido oficial, dice el texto del acuerdo firmado entre Futbolsitas Agremiados y la Asociación del Fútbol Argentino, “los clubes que participen de la Superliga (Primera A) podrán celebrar y registrar contratos hasta un máximo de seis (6) jugadores extranjeros por cada club, de los cuales solo cinco (5) estarán habilitados para suscribir planilla en cada partido oficial”.

Boca incorporó en el presente mercado de pases a Junior Alonso y Jorman Campuzzano, se descuenta entonces que ninguno de los dos será baja del presente plantel, sumado a que Wilmar Barrios fue titular en el último encuentro ante Newell’s entonces se descuenta que será tenido en cuenta.

Leé también Kevin Mac Allister llega a préstamo por un año

Anoche el director deportivo del club, Nicolás Burdisso, analizó la cuestión del cupo, “el tema del cupo de extranjeros es una situación que heredamos. Había un pase casi hecho por un jugador que estaba liberando un cupo y se cayó, que es el caso de Nahitan Nández”.

“La decisión que tomemos no es de jerarquía o deportiva, es de cupo. Quisiéramos que los siete jugadores que están siguieran perteneciendo a Boca y, en base a eso, tomaremos las decisiones. No es necesario vender, puede ser un préstamo. Tenemos la obligación de liberar un cupo y trabajarlo de la mejor manera. Lo vamos a definir junto con el entrenador”, aseguró el ex futbolista.

El que tiene más chances de terminar su contrato es Lucas Olaza, a quien la dirigencia ya le comunicó que no lo tendrá en cuenta y que resindirán el contrato antes de tiempo, sin embargo, el jugador de 24 años comunicó que no se desvinculará del club hasta no tener un nuevo destino.

En diciembre se habló sobre la posibilidad de que el Olaza emigre hacia San Lorenzo, pero luego quedó descartada la opción, así que Boca sigue a contrareloj buscándoles club a Frank Fabra, Lucas Olaza y Sebastián Villa.