esteban andrada boca juniors
Esteban Andrada dueño del arco Xeneize

El arquero de Boca Juniors, Esteban Andrada, habló en el programa de radio Pasión Azul & Oro, que se emite los martes de 21 a 22 por Radio Genesis, y contó su presente y su relación con el entrenador Gustavo Alfaro.

“Con Gustavo (Alfaro) hablamos antes de arrancar el campeonato. Me dijo que la idea era que tenga libertad para salir jugando, uno sabe cuando tengo que arriesgar y cuando no”, comenzó comentando en la entrevista el arquero xeneize.

Andrada afirmó que están buscando asegurar el resultado, “en este último tiempo queremos cuidar el resultado y lo peor que podemos hacer es dejar de jugar y de intentar. Creo que sí haces un gol hay que seguir de la mejor manera. Hay que hacer hincapié en ir a buscar el otro, tenemos jugadores para hacer”.

Leé también Boca es el único grande al que no habilitaron a llevar público visitante

“Apenas salí al primer partido fue algo extraordinario, la gente ya empezó aplaudir y cuando sentí eso fue un alivio, a partir de eso empezó la confianza que sentí para los siguientes partidos”, contó su experiencia el arquero de Boca de 28 años.

En cuanto a la versión de que Fernando Gago se retiraría del fútbol profesional, luego de su última lesión que lo tiene alejado de las canchas, el portero xeneize remarcó, “Gago nos dijo que había una posibilidad de que deje el fútbol, pero hasta que se recupere de la lesión no se sabe, yo creo que va a seguir jugando”.

También tuvo tiempo para contar su experiencia con la hinchada, “contra Godoy Cruz hubo un momento en el primer tiempo que se me erizó la piel, no podía creer lo que se vivía en las tribunas”.

“Se fueron siete jugadores, de un día para el otro no vamos a lograr la idea del entrenador. Hay que tener paciencia y se verá otra cosa”, fue quizá lo más destacado en relación al presente del primer equipo.

Y en cuanto a la final de la Libertadores, el arquero afirmó, “uno siempre quiere revancha, más en Boca que te exige tanto. La final fue una desilusión muy grande porque teníamos la esperanza de ganar. Me costó mucho llegar acá y no pienso irme”.