Darío Benedetto quería irse a Europa y la oferta del Olympique de Marsella había llegado a las manos de la dirigencia del Club de la Ribera. Los rumores de su salida eran cada vez más fuertes, pero pipa había dado su palabra de quedarse, y más, por lo que se le venía al xeneize.

Lée también Historial entre Boca Juniors y Huracán

Además, el presidente del azul y oro, había conversado con Benedetto, y tras el rechazo de la primera oferta del Marsella, decidió mejorar su contrato. Boca lo necesitaba para disputar la Copa Libertadores, la Superliga Argentina y la Copa Argentina.

Pipa dió su palabra de quedarse para disputar esos torneos tan importantes, pero dejó claro que de llegar alguna propuesta fuera analizada. Sin embargo, los acontecimientos tomaron otra dirección.

Pipa se lesionó, y quedó marginado de los encuentros ante Atlético Paranaense por los Octavos de final de la Libertadores. Luego, se sumaron las propuestas del Marsella y pese a su palabra, el ex boca optó por irse.

Daniel Angelici manifestó en AM 990, su enojo contra el delantero: “Me da bronca que hace dos meses nos dimos la mano, le habíamos mejorado el contrato y me dijo, quédate tranquilo, estoy bien y me quedo hasta fin de año”.

La dirigencia lo dejó ir, pues no puede retener a ningún jugador. No obstante, Angelici quedó desconcertado y enojado contra el jugador Marsellino. Para él mandatario xeneize, pipa se fue por la puerta de atrás.

Lée también Copa Argentina: los once de Alfaro para visitar a Almagro

Muy diferente a Nahitan Nández, el uruguayo dió su palabra y la cumplió. Tuvo una gran despedida, ovacionado por sus compañeros y la fanaticada xeneize, como debe ser.