Un dinámico y enérgico operativo de seguridad respaldará el encuentro entre los dos grandes del futbol Argentino en el Monumental. Boca y River vuelven a cruzarse, desde aquel funesto 24 de noviembre de 2018 que le hizo sombra al partido por la Libertadores, gracias a los actos violentos de los fanáticos del Millonario.

Lée también Superliga Argentina: Los once de Gustavo Alfaro para visitar a River Plate

Aquellos episodios resultan imposibles de olvidar. Ante cualquier eventualidad que pueda ocurrir con Boca en condición de visitante, se conoció a través de Olé, los detalles de las medidas de seguridad que se implementarán en el primer Superclásico del 2019.

Información del operativo para el Superclásico

Desde la medianoche del 31 de agosto, el Cuerpo Técnico Policial cercará el estadio. El operativo iniciará a las 9:00 horas de domingo. El tráfico estará cerrado a partir de las 12. Las puertas del Monumental estarán abiertas al público a partir de las 13:00 horas.

La seguridad de operativo estará a cargo de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. La zona estará custodiada por más de 1.000 efectivos policiales. Además, contará con la presencia de funcionarios de tres Agencias: Gubernamental de Control, Dirección de Espacio Público y Control de Tránsito.

Lée también Goles más rápidos de los Superclásicos entre River y Boca

El Club Atlético Boca Juniors se trasladará en un Omnibus Anti-vándalico, con vidrios blindados. El recorrido iniciará desde el Hotel en Ezeiza y tomará el trayecto autopista Ricchieri y el Paseo del Bajo, se acercará a Núñez por avenida Del Libertador, luego, seguirá el Boulevard Lidoro Quinteros y dejará a los Xeneizes en el acceso de la Monumental.

Se usarán fenólicos para mantener alejada a la gente del Bus. A los fanáticos que se encuentren cerca del lugar, se les desviarán por las calles cercanas a las inmediaciones. De esta manera, la esquina de Lidoro y Libertador estarían solas unos minutos hasta que sea dejado al plantel de la Ribera en el Estadio.

Lée también El mensaje de Eduardo Salvio en la víspera del primer Superclásico del año

Entre las novedades del operativo, los hinchas tendrán a disposición medios de transporte para irse lo más rápido posible a sus casas, una vez que finalice el encuentro.