ariel penel boca juniors

El último partido de Boca contra Belgrano resultaba sumamente decisivo para meterse de lleno en la Superliga Argentina. Y es que, con la derrota de Racing ante River Plate, los tres puntos tenían un valor indiscutible. Desafortunadamente, el resultado se quedó en un empate.

Sin embargo, dicho marcador ha sido motivo de polémica. Esto debido a que en el minuto 50 de juego, Cristian Pavón ejecutó un tiro libre desde el costado izquierdo. Posteriormente, Ramón Ábila vio la ocasión de triunfo y buscó un remate de cabeza, el cual estuvo cerca de entrar, pero la mano de Tomás Guidara lo evitó. Esto se convirtió en un claro reclamo de penal por parte de Ábila, pero el árbitro no lo reconoció.

Más allá de que ese penal pudo haber sido decisivo, es necesario mencionar que esta no sería la primera ocasión en que Penel se niega a reconocerle un penal al xeneize. Puesto que en otras dos oportunidades ocurrió lo mismo.

La primera fue el 19 de marzo de 2017, en un partido entre Boca y Talleres en La Bombonera. En ese partido Santiago Vergini fue el que remató el tiro de esquina; mientras que Juan Cruz Komar cortó el remate con el brazo derecho. El correspondiente penal no se hizo y el marcador quedó 2-1 con victoria de Talleres.

El 15 de abril de 2018 fue la segunda ocasión, en la Copa Libertadores de América. Boca se enfrentaba a Independiente en Avellaneda y el marcador estaba en 1-0 en contra del xeneize. Cristian Pavón realizó un centro desde la derecha que Nahitan Nández se encargó de rematar, en el cual la pelota chocó contra el brazo izquierdo de Gonzalo Verón. Nuevamente, Penel no reconoció la pena máxima y condenó a Boca a perder por la mínima.

Se trata de unos antecedentes más que cuestionables. Pero, si bien todos son negativos, el más doloroso para el club de la Ribera ha sido el último, porque le ha puesto un obsctáculo muy contundente en el camino a ganar la Superliga.