Rafael Di Zeo, uno de los más destacados miembros de La Doce, arribó recientemente en el aeropuerto de Buenos Aires, desde donde expresó a los medios de comunicación argentinos que el pasado martes se activó una “alerta roja”, en el control de migraciones del aeropuerto de Bogotá “como si fuera un terrorista“.

En este sentido, el líder de La Doce destacó que “La justicia me autorizó a viajar, no me pueden violar las garantías constitucionales”. Además se dirigió hacia la Ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, al expresar que “se tiene que dedicar a la seguridad en el país y no afuera, está haciendo payasadas”.

Por su parte, la ministra Bullrich respondió a este mensaje a través de Twitter al escribir “No tenemos fronteras contra los violentos“. Así mismo, mencionó que hubo coordinaciones entre funcionarios del ministerio de Argentina y autoridades de Colombia para frenar el paso de los barrabravas.

Di Zeo y el resto de Barraravas se dirigieron a Bogotá con vistas a visitar Ibagué para presenciar el encuentro entre Boca Juniors y Deportes Tolima por la fase de grupos de la Copa Libertadores.

El programa de televisión Tribuna Segura Sudamérica aseguró que este hecho producido por las autoridades de Colombia “es fruto del trabajo de cooperación entre los países sudamericanos junto a Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol). Los violentos son violentos en cualquier estadio”.

Cabe destacar que el ministerio de Seguridad argentino prohibió a varios miembros de La Doce el ingreso a múltiples estadios de fútbol del país por un plazo de dos años. Esto motivado a que tienen procesos penales desarrollándose a raíz de los algunos hechos violentos que se han suscitado en el país sudamericano en relación al fútbol.

Dicha prohibición podría extenderse hasta por cuatro años más de considerarse la sugerencia de la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos, la cual considera que debería de extenderse por cuatro años más.

Hay que destacar que Di Zeo fue visto en los alrededores del estadio de Mar del Plata durante el encuentro entre Boca y Estudiantes de Río Cuarto. El individuo decidió retirarse en cuento notó la presencia de operativos del plan Tribuna Segura.

Por otra parte, en diciembre del año pasado, Maximiliano Mazzaro, conocido barrabrava de Boca, fue también retenido por autoridades extranjeras, en este caso en el aeropuerto internacional de Madrid, con el fin de ser deportado en su intento de asistir a la final de la Copa Libertadores entre Boca y River Plate.

En aquella ocasión, si bien Di Zeo contó con el visto bueno de la justicia argentina para ir al encuentro, no lo hizo ante la deportación de Mazzaro,  además de haber sido informado sobre la lista de derecho de admisión que diseño el operativo Tribuna Segura.