Bombonera

No es secreto para nadie que Nahitan Nández desea llegar a Europa. Luego de que se confirmara la noticia sobre la intención de Cagliari de comprarlo, la hinchada boquense ya daba prácticamente por sentado que los días del jugador en Boca estaban contados. Sin embargo, como es natural en el fútbol, los giros de último minuto siempre pueden presentarse. Pues resulta que en esta ocasión sucedió: la oferta del club italiano no ha podido concretarse.

La razón de este sorprendente giro de tuerca es que la venta de Nicolò Barella al Chelsea se ha visto comprometida. Por ello, las finanzas de Cagliari no bastan para satisfacer la demanda de Boca por el jugador, la cual está ubicada en 21 millones de euros. Dadas las circunstancias, lo más probable es que el uruguayo sea retenido en el equipo por al menos 6 meses más.

Por su parte, el director de Boca, Nico Burdisso aseguró el día de ayer que Nández no está sujeto a una posible oferta, sino que su condición es parte de “cuestiones normales en la vida de un futbolista”, de forma que cabe esperar que la situación evolucione tanto en un contexto de traspaso como de que no.

Sin embargo, no todo es color de rosa respecto a la situación de Nández. Es necesario destacar que éste no entró en la nómina del partido disputado ayer con Unión en Mar del Plata. Esto pareció dar la sentencia definitiva sobre el adiós al uruguayo, pero con este nuevo acontecimiento la balanza vuelve a equilibrarse.

#ATRBoca | ¡Los elegidos para el primer amistoso de la pretemporada en Mar del Plata!#VamosBoca 👊 pic.twitter.com/a92yi2FO8P

— Boca Jrs. Oficial (@BocaJrsOficial) January 15, 2019

Queda a la espera ver qué decisión toma Gustavo Alfaro con respecto al jugador. Lo más factible es que, ahora que su salida no es inminente, opte por convertirlo en un estandarte del equipo. Y aunque no se sabe hasta cuándo, una cosa es segura a corto plazo: Nahitan se queda en el xeneize.