Los últimos resultados de Boca Juniors en la Copa Libertadores han sido, en líneas generales, positivos. El Xeneize cuenta actualmente con una buena posibilidad de clasificar para la siguiente fase del Campeonato Continental.

Pero, como si esto no fuera suficiente, el futuro apunta un posible choque entre Boca y River Plate, lo que significaría una revancha desde la disputa por la final de la Copa Libertadores en diciembre de 2018.

Por los momentos, River Plate se encuentra en el segundo puesto en la tabla de clasificación de su grupo. Esto debido a que su reciente victoria contra Palestino no bastó para quitarle el primer puesto a Internacional de Porto Alegre.

En este sentido, el Millonario tendrá que estar a gusto en la segunda posición en sus esperanzas para clasificar a la siguiente fase del torneo. De lograr superar la fase de grupos, existiría una buena posibilidad de que el destino lo empuje a un encuentro contra Boca Juniors.

Pero al final estos resultados de cara al futuro dependerán del desempeño de Boca. Si el equipo de Alfaro logra derrotar a Atlético Paranaense en La Bombonera, lograría consagrarse como lider del Grupo G, lo que se traduciría en una gran probabilidad para rememorar el choque entre dos de de los grandes de Argentina en la final de la pasada Copa Libertadores.