Carlos Tevez, tras la victoria de Boca sobre San Lorenzo de Almagro por 2 a 0, concedió una pequeña entrevista a los medios, en el Nuevo Gasómetro:

Lée también La imbatibilidad de Esteban Andrada sigue sumando a su valla invicta

Boca es un equipo molesto, que trabaja cada pelota como si fuera la última. No es un fútbol vistoso pero es un equipo que a los contrarios se les hace difícil jugarnos”.

En la entrevista llegó una pregunta ineludible para el Apache, que fue tema por varias semanas luego de que el DT tomara la decisión de mandarlo al banco de suplentes:

Estoy en mi casa. Uno cuando está en la casa de uno, cuando querés esta camiseta, se banca un montón de cosas. Antes capaz no me las bancaba. Hoy estoy acá, tranquilo, siempre soy agradecido a la gente de Boca que me sostiene y me da ganas.

A Carlitos se le vió muy emocionado con la victoria de Boca, y dejó entrever, que ante todo es un ser humano, lleno de virtudes y defectos. Las emociones no se pueden ocultar y aunque la molestia se reflejó en su rostro, hacer fútbol es que lo más le gusta:

“Siempre me van a ver con la mejor cara. Si a veces tengo mala cara es porque quiero jugar. Si no la tuviera, me quedaría en mi casa y no jugaría más al fútbol. Eso es lo que me hizo ganar tantas cosas”, finalizó el Apache.

Lée también Libertadores 2019: ¿Quién es Raphael Claus, el árbitro del primer Boca-River?

Para mantenerte informado con todas las noticias de Boca Juniors podés seguirnos en nuestras redes sociales (Twitter o Facebook) o mantenerte informado en nuestro Canal de Telegram.