Boca ganó la Supercopa frente a Barracas. En un partido con muchos condimentos, el Xeneize fue superior y se llevó el título.

En el microestadio de Ferro, Boca se enfrentó en la final ante Barracas. Un rival ya conocido para los nuestros. Boca inició con Mosenson, Taffarel, Santos, Arrieta y Abdala. Ambos equipos muy enchufados, pero Giménez logró abrir el marcador a los 5 minutos de comenzado el partido. Se notaba que los nuestros estaban más finos y manejando la pelota. Y es así como, poco después del primero, Abdala marcó el segundo.

Un arranque arrollador, pero en una desconcentración se vino el descuento del “Guapo” a través de la sexta falta. Y cuando parecía que Boca se venía abajo por la expulsión de Giménez, Basile convirtió las dos sextas faltas que tuvo y dejó a Boca con un poco más de tranquilidad, ya que contábamos con uno menos.

El complemento arrancó con Boca en inferioridad numérica, ya que Barracas no logró convertir, y teníamos que aguantar 55 segundos así. El rival no pudo hacer su gol y todo volvió a estar parejo. Werner, capitán barraqueño descontó en el marcador para los suyos, pero la ventaja seguía siendo importante. Pasó el tiempo y el partido se terminaba, y para poder achicar la distancia salieron con arquero-jugador. Pero no les salió como esperaban. Una desconcentración en una salida, hizo que nuestro capitán liquide el partido.

Y fue victoria para Boca, último campeón del torneo y ahora de la Supercopa Argentina. La primera vez que este título lega a manos de Boca. Boca sacó pasaje directo al próximo Nacional que se jugará este año. Todo eran festejos y sonrisas, queda disfrutar pero ya pensando en el debut por el torneo, ante San Lorenzo. ¡Salud campeón!