Juan Román Riquelme y su hijo Agustín se encuentran imputados por la fiscalía. Esto lleva sucediendo luego de que las imágenes difundidas entre los medios en donde se mostraba al hijo del vicepresidente del club en uno de los palcos de la Bombonera durante el Superclasico el pasado 14 de abril.

Agustín Riquelme visito la Bombonera un día después de llegar en un vuelo proveniente de México el cual traía 44 infectados por Covid-19. Al hijo de Riquelme se le inculpa por no cumplir los protocolos de aislamiento reglamentados por el Gobierno el cual dicta que una persona debe cumplir aislamiento obligatorio cuando regresa de un viaje al exterior.

Mientras que al vicepresidente del club Xeneize se lo imputa por omisión de recaudos del Código Contravencional. Puesto que esté aun conociendo que su hijo regresaba de un viaje hecho al extranjero, permitió el ingreso de este al estadio sin cumplir previamente el aislamiento obligatorio.

A todos estos cargos el club podría cargar con una multa económica de hasta los 100.000 pesos, además puede ser sancionado el estadio de la Bombonera. Sin embargo, esto último parece poco probable, puesto que el artículo 111 del Código Contravencional de la Ciudad de Buenos generalmente sanciona únicamente con multas.

Finalmente, tanto Román como Agustín se negaron a declarar en la audiencia realizada en la tarde del miércoles ante la Fiscalía especializada en Eventos Masivos de la Ciudad de la cual encuentra a cargo la fiscal Celsa Ramírez. Ambos a través de su abogado se acogieron al derecho de presentar un descargo por escrito en los próximos cinco días hábiles.

  

Para mantenerte informado con todas las noticias de Boca Juniors podés seguirnos en nuestras redes sociales (Twitter y Facebook) o mantenerte informado en nuestro Canal de Telegram.