Bombonera

Una de las novelas que más sonó durante el pasado mercado de pases fue sin duda la del uruguayo Nahitan Nández. En principio llegó a estar casi segura su salida del jugador del club para ir a tierras europeas. Luego estos rumores empezaron a perder fuerza, fue cuando comenzó a existir drma por el límite de extranjeros. Finalmente, Boca decidió quedarse con Nández y se ajustó a sus demandas salariales.

Sin embargo, pese a que ya ha declarado su intenso deseo por volver al campo de juego, su regreso aún se mantiene en un postergamiento indefinido. La razón es que la lesión en el pie izquierdo que afectó al uruguayo en uno de sus entrenamientos todavía le sigue pasando factura.

Tras reunirse el día de hoy con los kinesiólogos del club, se llegó a la conclusión de que Nández todavía no está en un estado de salud lo bastante acorde como para asistir este domingo al próximo partido de Boca, el cual se disputará con Belgrano.

No obstante, Gustavo Alfaro esperará hasta este viernes para ver la evolución de la recuperación de Nández, ya que considera al uruguayo como una pieza fundamental en el equipo que tiene planteado estructurar. De manera que existe un a posibilidad, aunque remota, de que los médicos den el visto bueno para el esperado regreso del jugador.

De no poder asistir al juego contra Belgrano, ya serían tres las disputas que Nández se habría perdido por su lesión desde que se confirmó que seguiría en el xeneize. Siendo los partidos contra Godoy Cruz y San Juan de San Martín los anteriores.