El resultado final de la pasada Copa Libertadores fue un día negro para todos los xeneizes. Pero, cuando se trata de hablar de los jugadores, resulta sensato decir que fue el capitán de Boca, Pablo Pérez, quien se vio más afectado. No sólo por el peso de la derrota, sino por los hechos de violencia perpetrados por hinchas del River Plate que le provocaron una lesión grave en el ojo, obligándole a perderse la final.

Leé también Tres jugadores de Boca entre los convocados para la Selección Argentina

Tras este hecho, comenzaron a generarse muchos rumores sobre el incierto futuro del jugador en el equipo.

Hoy esos rumores han tomado forma y se han convertido en una realidad: Ariel Holan, entrenador de Independiente por fin ha confirmado que Pablo Pérez en el “rojo” es un hecho verídico.

Claramente es el fin de una era. Desde el 2015 Pérez se posicionó como un referente y un favorito para los xeneizes. Además, su carisma como capitán y su carácter marcó un indiscutible antes y un después en numerosos partidos. Sólo resta desearle lo mejor y recordarle, al igual que ha pasado con muchos otros jugadores, por la firme huella que dejó en el equipo.