El uruguayo Nahitan Nández se despidió el pasado miércoles en el estadio la Bombonera, en el choque contra Atlético Paranaense por la Libertadores. El volante de 22 años tuvo una emotiva despedida por parte de sus compañeros del club y la fanaticada xeneize.

Lée también Libertadores 2019: Boca Juniors clasifica por los cuartos de final

Nández, con la venta que hizo Boca al Cagliari de Italia, finalmente cumplirá su sueño de irse a Europa. La negociación se concretó antes del inicio de los juegos de octavos por la Copa Libertadores. Sin embargo, tal como le prometió a lechuga, el uruguayo apoyó al equipo hasta el miércoles 31 de julio.

Fué el último partido de Nández, pero se va con una gran satisfacción, ver a su equipo clasificar por los cuartos de final, venciendo a Paranaense 2-0. La ovación del público no se hizo esperar, muy agradecido, Nahitan recorrió la Bombonera tocando el escudo, y muy emocionado se despidió de sus fanáticos y compañeros del plantel.

El DT Gustavo Alfaro se refirió al volante como “el guerrilero” por tener ese espíritu luchador que lo caracteriza. Agregó lechuga: “botija hecho a la medida de Boca”. Nicolás Capaldo, según el DT será quién tome su lugar, a lo que Alfaro dijo: “Le comenté que tiene que ser una versión mejorada de Nahitan”.

Nahitan Nández en su debut por el xeneize disputó 67 partidos, con 6 anotaciones.

Lée también Los detalles del contrato de Adidas para vestir a Boca

El último día que usó la camiseta de Boca, tuvo una gran despedida. El abrazo de Carlos Tevez, el silencioso adiós de Benedetto, la ovación y el cantico: “Nández es de Boca y de Boca no se va”, fue solo una pequeña muestra de cariño al uruguayo. Se ganó el corazón de los hinchas y siempre será recordado como el “Toro”, apodo que le dieron Zártate y Buffarini.