Ante la polémica entre las recientes declaraciones del capitán de Boca Juniors, Carlos Tévez, Gustavo Alfaro en su papel de entrenador no ha tardado demasiado en expresar cómo maneja la situación.

En primer lugar fue bastante claro sobre si la rivalidad afectaría a la hora de poner a ambos jugadores en la cancha: “Zárate y Tevez pueden jugar juntos, pero tengo que rearmar el mediocampo con tres volantes”.

Además, explicó las razones por las cuales llegó a optar recientemente por darle la titularidad a Zárate y no al Apache “Vamos a ver un equipo titular, mi idea es tenerlo. Hay veces que cuando tenés partidos entre semana, por lo general los que más sufren los desgastes son los volantes y los delanteros, entonces el recambio se maneja ahí. Si tenés un plantel con nivel de jerarquía parejo, a lo mejor elegís empezar con uno y terminar con otro, es una cuestión de estrategia”.

“Vamos a tener poco tiempo de recuperación física, Zárate jugó mucho y lo guardamos a Carlitos para que esté, por eso va a jugar con Benedetto. Pero en una semana larga puede que jueguen los dos juntos, aunque para eso tengo que rearmar la mitad de la cancha de manera distinta”, agregó.

Por otra parte, aprovechó también para mencionar los recientes diálogos que tuvo con Zárate y su trascendencia, al asegurar que “Con Mauro hablé clarito. Cuando vino a acá, vino a triunfar. Y como él vino a triunfar, necesita esa competitividad de saber que no puede conformarse con lo que ha hecho. Le dije que iba a ser muy exigente con él porque entendía que tenía mucho para dar”.

Finalmente, alegó que no tiene ninguna actitud de preferencia por algún jugador en específico, sino que al contrario se centra más en los resultados del equipo, los cuales considera repercutirán de igual forma en la ganancia individual. “o importante es el equipo, después si tenemos el arquero menos vencido, el mejor jugador o el goleador del torneo, para mí es secundario… cuando se cumplen los objetivos grupales, se cumplen los individuales también. Y para eso necesitás un plantel competitivo”.

Claramente estas últimas declaraciones arrojan luz sobre muchos cuestionamientos que se mantenían vigentes con respecto a las últimas decisiones de Alfaro, las cuales no han estado exentas de polémica tanto por la hinchada como por los medios de prensa.