El arquero Esteban Andrada, quien fue vendido a Rayados de Monterrey por casi seis millones de dólares, se despidió de la fanaticada y del club Xeneize antes de tomar su vuelo rumbo a México. “Fue algo maravilloso y siempre voy a estar agradecido por haberme abierto las puertas. La decisión de irme fue difícil”, afirmó el arquero.

Lee también Nicolás Capaldo se despide de Boca: “Este club es hermoso. Soy hincha y lo conozco desde muy chico”

“No es un hasta siempre, sino un hasta luego” dijo Andrada quien además declaró que  “Las cosas podían salir bien o mal, pero la entrega nunca iba a faltar. Cuando fue el problema en la mandíbula (en el juego ante Cruzeiro en 2018), el equipo me necesitaba y decidí seguir. Creo que dejó algo bueno”.

“A veces los partidos que definen cosas también te marcan un poco” agregó el arquero ante las críticas recibidas por su desempeño en algunos encuentro claves de Boca.

Lee también Sebastián Villa y Carlos Zambrano llagan para la pretemporada

Sobre su registro en el arco Xeneize de 1.228 minutos sin recibir goles, destacó que “es un gran recuerdo para llevar”. “Cada vez que íbamos a jugar les decía a mis compañeros que esto era algo que iba a quedar en la historia” concluyó el guardameta de 30 años.

Si querés seguir informado/a con toda la actualidad de Boca Juniors seguinos en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.
Tambíen te puede interesar  Los colombianos Fabra y Cardona convocados por Battaglia