Son pocos los equipos que parecen tener la capacidad individual y colectiva para quitarle al Manchester City de Pep Guardiola el dominio en la Premier League de Inglaterra. Uno es el Liverpool de Jürgen Klopp, quien movió el mercado y mantuvo la columna vertebral para convertirse en el nuevo monarca.

Con goles del inglés James Milner y el senegalés Sadio Manpe, el Liverpool derrotó 2-01 al Crystal Palace en un partido correspondiente a la segunda jornada de la Premier League de Inglaterra, primera división de aquel país.

Disputado en el Selhurst Park, el partido tuvo un desenlace muy marcado a favor del conjunto Red fue amplio dominador de la pelota,  con un 63% de posesión, y con el doble de disparos que su rival que, replegó corto y que intento cerrarle los espacios a un equipo que domina muy bien la esférica y que ataca de manera punzante cada zona liberada penalizando cada error de su contrincante.

El partido se abriría al final de la primera mitad cuando James Milner anotaría un penal en el minuto 45. Lo más difícil lo logró hacer antes de que el tiempo se convirtiera en el principal enemigo. Con el resultado a favor,  la pelota se mueve mejor y las ideas son más claras. Después, la expulsión de Aaron Wan-Bissaka al minuto 75,  terminaría de enterrar las oportunidades del Crystal Palace.

Con el triunfo, el Liverpool se unió a una lista de seis equipos que, después de dos jornadas, tienen puntaje ideal y que se estacionan en el liderato de la competencia. Manchester Ciy, Liverpool, Chelsea, Watford, Tottenham y Bournemouth ganaron sus dos primeros duelos. El conjunto de Klopp se ubica segundo con una diferencia de goles de +6,  solo por detrás del City que tiene +7. Por otro lado, el Crystal Palace queda en la mitad de la tabla (10mo con tres puntos) .