Pese a no conseguir el triunfo, Independiente de Avellanada tuvo en sus filas al jugador más determinante de la segunda jornada de la Superliga Argentina. Emanuel Gigliotti no pasó desapercibido en el estadio Marcelo Bielsa  en Rosario.

El atacante anotó los dos goles de equipo en el empate 2-2 entre el Rojo y Newells Old Boys de Rosario.  El primero en los primeros compases del encuentro, minuto 3, después de una buena jugada en transición de su equipo, un gran pase de Maxi Meza y una definición mano a mano ante Ibañez.

El segundo,  al minuto 43 de la primera mitad, lo anotó desde afuera del área con el arco libre después de varios errores de la defensa de Newells. Ambos goles sirvieron para poner arriba al Rojo en el partido.

Pensando en la Copa Libertadores

Además de los goles, “El Puma” dio siete pases precisos de 11 intentados (64% de precisión), ganó 5 duelos aéreos (el segundo que más lo hizo en todo el encuentro) y tiró cinco veces con dos con dirección a puerta. El que más lo hizo en todo el partido.

Su participación pudo salvar el mal rendimiento del equipo de Ariel Holan que, pese a ganar la Suruga Bank hace algunos días y tener la mente puesta en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Conmebol Libertadores ante el Santos de Brasil,  donde Gigliotti también tiene dos goles y es el segundo máximo goleador de su equipo por detrás de Martín Benítez que tiene tres.

Gigliotti lleva cinco goles en los últimos cuatro partidos. Dos a Newell’s, uno a Lara, uno a Millonarios y uno a Gimnasia. Tiene 73 gritos de gol en torneos de Primera División del balompié argentino. Un jugador que nunca fue valorado por lo que acía en el terreno de juego. Una figura total.