El serbio Novak Djokovic derrotó este domingo al suizo Roger Federer por doble 6-4 y se coronó campeón en el Masters 1000 de Cincinnati y se transformó en el primer tenista en la historia en alzarse con los nueve trofeos de esta categoría. Una barbaridad.

En un encuentro muy reñido, entre dos de los mejores tenistas de la historia y dos ex números 1 del ranking de la ATP, se terminó decantando ante el que se equivocó menos. Federer terminó cometiendo 39 errores no forzados, demasiados entendiendo la categoría de Su Majestad, ante solo 16 de Djokovic.

Con el título, el de Belgrado sumo su primer título en Cincinnati, una de los torneos más importantes previos al Abierto de los Estados Unidos (US Open), tercer Grand Slam del año, que se une a una colección amplia de colección de torneos de Masters 1000 en el que destacan seis ganados en Miami y cinco Indian Wells,  dos que también se disputan en los Estados Unidos. Sin duda uno de los mejores de la historia.

Djokovic hace historia y sueña con el US Open

El triunfo transformó a Novak Djokovic en el principal favorito de las apuestas a ganar el Abierto de Estados Unidos y quitarle la corona al español Rafael Nadal, actual número 1 del mundo y quien no participó en Cincinnati. El US Open,  que se disputará del 27 de agosto al 9 de septiembre, tendrá a un serbio renovado y que apunta a competir nuevamente ante las nuevas versiones de Nadal y Federer. Y no es poco decir.

Pasan años y años pero los mejores del mundo siguen siendo los mismos. Sacando a Andy Murray, el único del “Big Four” que no está compitiendo en el en los puestos más altos, Nadal (campeón de Roland Garros), Federer (campeón del Australia Open) y Djokovic (campeón EN Wimbledon) llegan en un muy buen momento al último Grand Slam del año. Un torneo sin un favorito claro.