Real Madrid Atlético 2-4: Simeone triunfa en la prórroga

Después de tantas decepciones europeas, por una vez fue el Atlético de Madrid el que se regocijó: los colchoneros ganaron las prórrogas contra sus rivales del Real Madrid, anulando un partido que en un momento dado parecía perdido. Tras abrir el desafío con un testarudo gol de Diego Costa a tan sólo 52 segundos del pitido inicial (el gol más rápido en la historia de la Supercopa de Europa), el Atlético sufrió el regreso del Real Madrid, capaz de igualar en 26 minutos con un remate de cabeza de Karim Benzema y luego tomar la delantera en el segundo tiempo con un penalti de Sergio Ramos.

Los blancos, entre los que figuraba Luka Modric alrededor del minuto 60, parecían tener el control total del partido y cerca de la decimoctava final europea ganada consecutivamente, pero no contaban con el corazón de sus conciudadanos. De un saque de banda los blancos y los rojos pudieron encontrar un empate en el eje formado por Correa (excelente su entrada en el campo en lugar de un Griezmann off) y Diego Costa, quien reiteró su enfado en la red el único balón pasado por sus equipos en la reanudación.

Una vez terminadas las horas extras, el Atlético se mostró extremadamente cínico a la hora de castigar al Real Madrid, que, por el contrario, parecía desorientado y confuso: el tercer gol, de hecho, se debe a un perezoso paso de Ramos hacia Varane, al que Thomas Partey le robó el balón.

El centro del centrocampista se contó entonces con Saúl, que con una espectacular izquierda sobre la marcha firmó el 3-2 del Atlético y de hecho abrió el camino al cuarto de Koke, capaz de explotar los abismos de la defensa madridista con un preciso derecho a tomar en contratempo a Keylor Navas. A partir de entonces, el Real Madrid ya no pudo organizar un ataque concreto en la puerta del Atlético, lo que se confirma infalible en la Supercopa: tres participaciones y tres victorias. Hay ocho éxitos internacionales para los colchoneros, mientras que Cholo Simeone gana su séptimo trofeo, convirtiéndose en el más condecorado en la historia del club.