Boca Juniors perdió en penales 4-2 con Aldosivi luego de empatar 2 a 2 en los 90 minutos reglamentarios. A continuación, lo positivo y lo negativo de la derrota.

Hay varios puntos que resaltar y otros tantos que corregir del funcionamiento:

  • En lo positivo, hay que destacar el buen rendimiento continuo de Cristian Pavón, el regreso aceptable de Carlos Tévez, el gol de Ramón Ábila en su primer encuentro con la azul y oro, aunque no de manera oficial, y el ingreso de Gonzalo Maroni. Caso aparte lo de Nández, rinde siempre que juega.
  • Del lado de lo negativo, a pesar de la asistencia en el primer gol, Cristian Espinoza sigue sin demostrar porque Boca lo fue a buscar y la lesión muscular de Pablo Pérez. En cuanto al funcionamiento, a Boca le va a costar adaptarse a jugar con un doble cinco. Es algo nuevo para los jugadores que llevará su tiempo.

Vamos al desarrollo del partido:

En el comienzo, el Xeneize se adueñó rápidamente de la posesión de la pelota y del partido, tal como se lo esperaba, ante una presión alta pero no dañina del conjunto marplatense.

A pesar de ser un equipo que milita en el Nacional B, Aldosivi le propuso un incómodo partido a Boca. Ejerciendo una presión alta y constante durante casi todo el encuentro.

Recién a los 16 minutos Boca tuvo su primer chance de gol. Un centro exigido de Gino Peruzzi, de aceptable rendimiento, lo dejó solo a Wanchope en el punto penal y el ex Huracán la tiró por arriba del travesaño. El Xeneize era más y se lo llevaba puesto al Tiburón.

Al minuto 23, una buena apilada por la izquierda de Cristian Pavón, la figura del partido, y centro atrás que Nahitan Nández también la tiraba por encima del horizontal.

Cinco minutos más tarde, tras un tiro libre para Aldosivi, Boca salió de contra ataque con 5 jugadores frente a uno del rival. Entre Tévez y Espinoza lideraron el contragolpe y éste último metió el pase al medio que lo dejó solo de cara al gol a Pavón. De esta manera, el 7 bravo convertía el 1 a 0 acorde al desarrollo.

Increíblemente una falla defensiva en el intento de salir jugando, casi le entrega el empate al Tiburón que Emmanuel Más sacó sobre la línea con una pirueta.

Sobre el final de la primera etapa, Carlitos lo tuvo tras un buen pase de Espinoza y el palo le decía que no al Apache.

El primer tiempo fue claramente mejor Boca que no pudo estirar la ventaja obtenida. 

En el complemento, ya sin el capitán Pérez en la cancha y con Sebastián Pérez en su lugar, el Xeneize buscaba rectificar lo hecho anteriormente. A los 4 minutos, Wanchope Ábila ponía el segundo gol de la noche con un remate de zurda que se desviaba en el camino.

El partido parecía estar sentenciado pero Aldosivi no bajó los brazos en su casa. El local fue mejor que Boca y así logró el empate en el segundo tiempo.

Siguiendo con la presión alta y ante un mediocampo de Boca, con Nández y S. Pérez, cansado, el Tiburón aprovechó y no perdonó. Al minuto 53 tras una falta de Nahitan, Arnaldo González ponía el descuento de tiro libre con un remate potentísimo que dejó sin chances a Agustín Rossi.

El equipo parecía confundido y el Verde lo notó. Tres minutos más tarde, Cristian Chávez clavaba un remate fuerte e imposible para Rossi. La pelota pegaba en el costado del arco y sentenciaba el empate en la calurosa noche marplatense.

Parecía que se le escapaba el partido a Boca y Aldosivi seguía probando al 12 Xeneize que respondía de buena manera ante los remates.

Hubo chances de los dos lados pero ninguno pudo obtener la ventaja. Se terminaron los 90 y la suerte de los penales estaba echada.

Empezó pateando el local y supo aprovechar que convirtió el primero y Pavón errase el suyo. El único penal que contuvo Rossi fue el de Antonio Medina, un remate débil a la izquierda del arquero. Boca tuvo para empatar la serie pero Walter Bou despilfarró su chance tirándola por arriba del travesaño. Esteban Orfano convirtió el suyo y Aldosivi le ganaba 4-2 en penales al Xeneize.

La serie:

A: O O O X O     (González – Tellechea – Yeri – Medina – Orfano)
B: X O O X —     (Pavón – Buffarini – Más – Bou)

No hay que dejar de lado que es un partido de pretemporada y que sirven para corregir errores. Tampoco se puede ignorar que es un equipo de una categoría inferior, con un presupuesto mucho más bajo y con jugadores de poca jerarquía.

Guillermo deberá encontrarle la solución al nuevo esquema y acoplarse a los jugadores que tiene disponibles.

El domingo se juega un nuevo superclásico ante River y en 15 días es el arranque de la Superliga frente a Colón. No queda mucho tiempo de trabajo y parecen ser varios los puntos a corregir. Son cosas que no pueden volver a pasar y menos en la Copa Libertadores.

En una semana atípica, con escándalos extrafutbolísticos y pases que no se concretan, parece afectar al juego que quiere acercarse Boca. El Xeneize venía haciendo una buena pretemporada y con lo ocurrido con los colombianos más los dos partidos perdidos, se complica de cara al inicio de la competencia oficial.