Ferreira realizó su entrada de una manera poco usual, ya que tenía puesto encima un salvavidas por no tener conocimientos en el nado. Dicha participante se encontraba convencida de realizar su acto junto a Joel Ledesma, referenciándose en la diosa del mar Yemanyá.

“No sé nadar y esto es un desafío enorme”, exclamó Ferreira a Marcelo Tinelli. “Con el jurado no la rompí en la primera gala. Ellos me rompieron a mí, pero a la gente le encantó”. “Hemos trabajado mucho. Quiero agradecer a todos los chicos de maquillaje y de vestuario y espero poder cumplir”. Así fueron las palabras de la participante en su momento!

Luego de dar por concluida la presentación de su acto, la participante dijo: “Le tengo mucho miedo al agua. Es la primera vez que meto la cabeza debajo del agua. Es maravilloso poder hacer esto”, aseguró, entre lágrimas. “Le digo a la gente que se pueden romper los miedos. Eso es la gloria. Yo respeto lo que vaya a decir el jurado, pero para mí, ya está. ¡Estoy feliz!”.

Por su fuese poco el periodista Ángel de Brito solicitó su punto de vida al jurado: “Técnicamente estuvo flojo”, dijo Lourdes Sánchez, quien forma parte del jurado. “Entiendo el miedo al agua, pero no hiciste nada, Anamá. Te quiero mucho, pero no me gustó”.