Los fuertes cruce entre Laurita Fernàndez y Soledad Fandiño han dado de que hablar en los ùltimos dìas, pues ya son muchas las veces que las divas se han enfrentado. Lo más interesentante, es que el protagonista de las discusiones es nada màs y nada menos que el actor Nicolàs Cabrè, quien es la actual pareja de Laurita.

Luego de la discusiòn con Laurita el pasado martes en la gala de clàsicos de Luis Miguel, Soledad se molestò por la larga que le han dado al enfrentamiento que tuvo con la bailarina en el Bailando 2018: “No entiendo por que sigue con el tema, porque me parece que ya no tenía ni que seguir existiendo” comentó.

Durante su entrevista en Los Àngeles de la Mañana, Ángel de Brito mencionó los comentarios de Inés Stork respecto al tema:  “La mamá de Laurira acaba de hablar y dijo que prácticamente no tendrías de qué hablar si no es de su hija”.

“Yo podría haber elegido muchas previas para armar. Podría haber hablado desde el día uno de la relación que tengo con el padre de mi hijo o de lo que pasó, cómo me separé. Podría haber hablado de un montón de cosas y estirar ese tema, durante varias previas. También, en lugar de subir a mis redes sociales los videos de apoyo de otros artistas -como el video con el aliento de Ricky Martin-, los podría haber guardado para dárselos a la producción y que los pasen en la pantalla gigante. Hacer eso en cada previa, sin embargo los pongo en mi Instagram. Jamás los subieron”, contestó Fandiño.

“De hecho, la primera gala, que fue la de disco, Marcelo me preguntó si había consejos que le podía dar a Laurita y yo preferí no decir nada, no meterme en el medio. De hecho dije que ella era una bomba, que le deseaba lo mejor y el tema terminó ahí. Yo no hablo de la otra persona, ella lo mete en el medio (a Nicolás Cabré), no entiendo por qué tiene la necesidad de estar hablando de él todo el tiempo. No es necesario, hay cosas que no son necesarias”, confesó Soledad refiriéndose a los contraste en la relación de Laurita y Cabré.

“No me veo amenazada por ella en cuanto al puntaje. Puede criticar todo lo que quiera y está bien, pero si critica el laburo de mis compañeros, que son profesionales, y saben lo que hacen, lo tiene que arreglar con ellos. Yo trato de escuchar a mi coach, y me quedo con eso”, finalizó.