A pesar de procrastinar el envío al espacio, el satélite argentino llegó a completar de manera exitosa su fase de inicialización, el cual orbitará a una altura de 620km aproximadamente.

Dicho proyecto contó con el apoyo de lanzamiento del Falcon 9 Block 5 perteneciente a SpaceX, fueron los encargados de enviar y colocar el satélite en órbita espacial. Proyecto que llevó más de 10 años de desarrollo por los ingenieros.

El artefacto de largo alcance fue lanzado con el propósito de llevar a cabo registros y anticipar desastres naturales, como inundaciones entre otros. Por su parte, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales fue quienes hicieron posible el despegue desde California USA.

“La puesta a punto de todos los sistemas del satélite, junto con la calibración del instrumento, lleva unos 8 meses. Mientras que la vida útil del Saocom es de 6 años como mínimo. El principal inconveniente es la falta de combustible líquido, ya que al agotarse, no es posible seguir utilizándolo”, así fue uno de los comunicados anunciado durante el desarrollo del evento espacial.