Recientemente una mujer se encontraba un poco frustrada debido a que se sentía cada vez más cansada por la situación en la que se veía envuelta. “Me costaba cómo decirle por lo que había pasado esa noche mientras él dormía”. Fueron las palabras de la mujer.

No tuvo un solo minuto de descanso debido a que tienen un bebé con pocos meses de vida y el ajetreo nocturno la mantiene totalmente destruida. Por lo que al otro día se dispuso a tempranas horas de hacer dibujos para explicarle a su esposo lo que sucede actualmente. “Primero fue un garabato y se convirtió en muchas más”. Relató.

En una secuencia de ocho dibujos, se encargó de mostrarle principalmente a ella descansando en compañía de su esposo hasta llegar al momento en que su bebé se despierta durante la noche a cualquier hora llorando por hambre. En la siguiente gráfica se mostró amamantando a su pequeño y colocándolo de vuelta a la cama.

En lo siguiente cuadros se la ve intentando dormir. Sin embargo, el bebé no para de moverse y hasta vomita en la cama. El dibujo más representativo de la situación que la mujer intentaba graficar es cuando el marido despierta y le dice que durmió de manera excelente mientras ella no logra conciliar el sueño.

En los dibujos posteriores se hizo a ella misma intentando pegar los ojos por la noche. Aunque la que más causó impresión es cuando su esposo le dice cada mañana que tuvo una noche excelente de descanso mientras que ella no consigue el sueño y por ende le llega el agotamiento.