Durante una entrevista con la revista Richardson, la famosa Kim Kardashian, reveló que se siente tímida e insegura de su cuerpo y que se le hace mucho más sencillo y cómodo posar desnuda frente a las cámaras y las personas que hablar de sexo: “En casa soy mucho más conservadora de lo que lo es mi persona pública”, dijo.

“Mi persona pública es salvaje, sexual. Puedo ir a un set y estar completamente desnuda frente a cincuenta personas, haciendo una sesión de fotos, pero si es uno a uno, en la intimidad de una cama, soy como tímida e insegura”, continuó.

La mediática también comentó como le afectaron sus dos embarazos en cuanto a su vida íntima: “Aumenté entre 30 a 40  kilos en mis embarazos y me sentía muy diferente a mí misma y muy poco atractiva… Literalmente, pensé: ‘¡Nunca volveré a tener relaciones sexuales en mi vida!”, confesó.

Recientemente, la famosa cumplió sus 38 años y su pareja Kanye West la agasajó con un romántico regalo, pues en vez de regalarle otro auto o una gran suma de dinero, el rapero decidió decorar su casa con hermosas flores y un pianista tocando solo para ella.

“¡Las flores de cumpleaños más bonitas del mundo! Gracias cariño, ¡te quiero mucho!”, agradeció Kim el detalle del padre de sus hijos.