Para este jueves se tenía previsto una rueda de prensa donde Conor McGregor y Khabib Nurmagomedov compartirían lugar para responder las interrogantes de los medios y también de los fans.

Luego de esta ronda de preguntas se realizaría un cotejo respecto a lo que será el pesaje del proximo viernes. Sin embargo esto núnca se llegó a realizarse, ya que Conor no aparecía.

Nurmagomedov por su parte, se presentó a las 3 pm (hora de Las Vegas) y comenzó a contestar las preguntas respecto a la pelea del sabádo. Llegado el momento del careo, McGregor aun no se presentaba por lo que Khabib, ya cansado y molesto de tanta espera, le comunicó a la presidenta de la UFC que le daría solo 15 minutos al irlandés para que llegara, de lo contrario él se iria.  ¡Y así lo hizo!

“No me importa mi rival. Yo tengo un horario y tengo que cumplirlo. Es una falta de respeto”, expresó Nurmagomedov antes de irse.

Luego de haberse marchado Khabib, llegó Conor dando show como de costumbre y le regaló uno de sus whiskys la presidenta de la UFC Dana White.