La noche del Bailando 2018, siempre está llena de risas, polémicas, drama y hasta lágrimas. En esta oportunidad, los protagonistas fueron Jimena Barón y Mauro Caiazza, quienes fueron la primera pareja en salir a la pista.

Antes de comenzar la presentación, el conductor Marcelo Tinelli, bromeó un poco con la pareja: “¡Ella dijo: ‘Yo necesito ir a los bifes’ y usted la llevó a comer a una parrilla en San Telmo!”. “Usted es de otra época, Caiazza. Jimena quiere rock and roll”, le reclamó con humor al bailarín.

La pareja realizó una coreografía en contra de la violencia de género con un tema titulado “Mujeres” y una vez finalizada la presentación Jimena no pudo contener el llanto. Ante esto, Tinelli comentó: “Estas lágrimas de Jimena dicen muchas cosas. Yo me siento muy cercano a ella porque es amiga de mis hijas, y sé lo que ha vivido”. “Es hermoso que te animes a decir esto”.

“Es importante que esto se vea y se escuche. Hay muchas mujeres que la pasan o la pasaron muy mal. Y me incluyo en esto. Estamos todas diciendo: ‘Basta’. Estamos en contra del patriarcado, el machismo y las violaciones que pasan a diario. La idea es decirles a las mujeres que estamos todas juntas en esto”, expresó Jimena entre lágrimas. 

El jurado quedó conmovido por la presentació de Barón y Caiazza, tanto que le otorgaron un puntaje perfecto. “Estoy muy emocionada y muy feliz por poder hacer esto acá. ‘ShowMatch’ es una ventana donde cada uno hace lo que quiere, nadie me puso un límite. Te agradezco, Marcelo. Conocés mi historia, y te lo agradezco. Y también le agradezco a mi mamá que se bancó un montón”. “¡A todas las mujeres!, Jimena-. ¡Se va a caer!”, finalizó Jimena.