Monja largó los hábitos y se hizo actriz erótica

Luego de pasar ocho años de su vida dentro de un convento de monjas, Yudy Pineda tomó la iniciativa de dar un importante cambio en su vida, ya que necesitaba un sistema de ingreso monetario considerable para sostenerse, por lo que internet le brindó una gran oportunidad trabajando como actriz erótica en frente de las cámaras web.

Todo comenzó cuando se enamoró de uno de los profesores que les daba enseñanzas de catequesis a los niños próximos a la primera comunión. Poco después de haber cumplido la mayoría de edad se dispuso viajar a la ciudad de Medellín y fue donde ingresó a una universidad que prepara a chicas para ser modelos de webcams.

Sin embargo, nunca dejó de ir a la iglesia. Por su parte, la joven exclamó lo siguiente: “Primero me sentía mal, pero la verdad, ya no. Me siento súper bien, siento mucha paz, mucha tranquilidad cuando estoy allá. Trato de entrar lo más decente que pueda y no falto los viernes al grupo de oración, los sábados de vigilia y los domingos a la misa”.