Directamente desde el club del River se dieron las declaraciones pertinentes acerca de la situación actual de Ponzio, quien salió lesionado y trasladado a la ciudad de Buenos Aires para los estudios y exámenes respectivos.

El juego disputado entre River y Gremio el capitán solamente duró en la cancha 24 minutos de juego y posterior a ello su salida por lesión. Por su parte la denominó: “una contractura muy fuerte, no fue un pinchazo”.